Skip to content

o o o o o o o o o o o o o o o o o o o

Category Archives: anti celebrity deathmatch

Un canto rodado cabe en una gomera

y lastima al pájaro

Porque a nadie se le ocurriría tirarle con un diamante. Una piedra injusta,

una piedra certera, una piedra rapaz,

una piedra fría que sobrevuela la mañana

manchada de rojo.

O tal vez una piedra que no pudo hacer impacto.

Una piedra cayendo del cielo.

Hasta que alguien la encuentra y se la mete en el bolsillo.

(…)

Son cientos de ñus buscando pasturas.

Y tres o cuatro leones.

Cómo no pensar que

podrían destrozarlos con sus cuernos

por pequeños que sean.

Pero los ñus por naturaleza

ceden a los leones algún hijo.

En eso se parecen a los pueblos.

Detrás de los leones

vienen las hienas.

(…)

Este animal, muerto hace quinde días,

cruzó, como quien dice, un río.

Yace a la sombra de unos eucaliptos

al costado de la ruta: casi un bulto informe

de pelos mezclados con sangre seca,

los huesos pardos saliendo del vientre

como ramas, la delicada cabeza

vuelta hacia atrás, los ojos vacíos.

Ya sin hambre ni sed,

y a medias oculto por la maleza,

cualquier interpretación que pueda dársele

será incidental; no es un letrero

ni espejo de nada. Podría seguir allí

por tiempo indefinido, en su santuario,

oscuro entre árboles medicinales.

(…)

Ser punk era tener un plan B. Ahora que lo pienso, no había otro secreto. Ser punk era tener un plan B incluso como alternativa al punk. Ser punk significaba, contra todas las expectativas, elegir el plan B, vivir en la B, hacer de eso una causa. Habitar el punto ciego de la foto familiar, y que ese estar fuera de foco fuera la tierra más lejana.

A esa conclusión llegamos una tarde de 1983 mientras Mick Jones cantaba Stay Free.

(…)

Sumergido en el fondo de mi vida

un conejo ángel pugna por salir

él no está enfermo de palabras

como yo

y no solamente quiere

jugar y hacer piruetas fuera de mí

quiere deshacerse de mí.

 

En: hierba sobre el mundo castigado, poema coral atribuido al “Colectivo poético involuntario”, compuesto por Teresa Arijón y María Mascheroni a partir de la producción de los poetas argentinos nacidos entre 1955 y 1965. Lectura imprescindible. Ya en librerías de Buenos Aires.