Skip to content

o o o o o o o o o o o o o o o o o o o

Category Archives: mi corazón al desnudo

GileRogerio¡El día de tu cumpleaños!

Assim, por exemplo, o complexo termo yoga (literalmente “união”) que deveria melhor permanecer sem tradução, é reproduzido por Duarte como “serviço devocional” (no verso 5.6, p. ):

sannyásastu mahá-báho duhukham áptum ayogatahah

Ninguém pode ser feliz
apenas pela renúncia
sem se ocupar no serviço
devocional ao Senhor.

Fogatas para combatir el frío y la intemperie, cocinar, festejar, señalar el lugar recuperado y vuelto a poblar, o donde se ha perdido la batalla y quedan algunos dando coletazos como peces fuera del agua, como poemas que fueron escritos y destruidos, quemados por el fuego una larga noche inhóspita o dichosa, ¿qué sabemos? (Jamás olvidaremos esa quema, que fue copiosa y dio luz y calor suficiente hasta que se encendiera el amanecer que en comparación se veía anémico.) Poemas como cometas con su cabellera desplegada aun cuando su núcleo está muerto, porque así son los poemas. Luces que rasgan el cielo y las vidas en dos. Luces sin sombra en la tierra. Sin brillo, la veta mineral, la gema incrustada en su capuchón hermético de cromo y berilo por miles y miles y miles de años; como la nuez antes de nacer. Y la nuez cascada, rota y opaca en carne viva, en silencio. En el más absoluto silencio, poemas. Los peligros del bosque. Lianas, donde no hay palabras, como fogatas. O la rosa de los vientos en forma de Cruz del Sur fraguada en plata, llamada de Agadez, que dan los padres de la tribu Tuareg a sus hijos “porque no se sabe dónde iremos a morir”. Porque el fuego devora la vida del aire, y el aire vive del cuerpo vivo que lo devora. Lianas porque no hay palabras porque hay poemas.

BB (inédito, de Anubis, en preparación)

Hoy Glossemata cumple un año de vida virtual (gracias a todos por asistir), y lo celebramos así:

Entonces leía Un esqueleto expuesto a la intemperie, el último diario del poeta caminante Basho, y he aquí la foto que tomé, diría el poeta nadador Viel Temperley, “para comenzar todo de nuevo”:

Do It Yourself, la máxima del punk, la máxima independencia, queda demostrada en este disco asombrosamente armónico de los adalides del susodicho (punk, intransigencia, noise). Una nueva lección de The Durutti Column, aparte y parte de la práctica anarquista: quien militó por el ruido podrá hacerlo por melodía, sin conflicto, sin contradicción. (Y sin negociaciones, si hiciera falta decirlo.) Para escuchar ya: A Paean to Wilson + Heaven Sent – panegíricos instrumentales de corazón rebelde y amable, magia mediante.

Y Barbarita, super orejas, super cachetes, supercolorada, con 6 días de vida en la atmósfera:

“Por lo demás, no es mérito tuyo. El oído — viene de Dios.” Así se me quedó grabado, para siempre, que el mérito no es — mío, que el oído — viene de Dios. Esto me preservó tanto de la arrogancia como de la no confianza en mí misma, de cualquier tipo de petulancia en el arte — ya que el oído viene de Dios. “Lo tuyo es — el empeño, porque todo don divino puede ser arruinado” — decía mi madre por encima de mi cabeza de cuatro años, que evidentemente no comprendía y — por eso — lo retenía todo de manera que luego fuese imposible borrarlo. Y si no arruiné mi oído, no sólo no lo arruiné yo: no permití a la vida que lo arruinara ni lo asfixiara (¡y cómo lo intentó!); de esto es también responsable mi madre. Si con mayor frecuencia las madres dijeran cosas incomprensibles a sus hijos, estos hijos, al crecer, no sólo comprenderían más, sino que actuarían con mayor seguridad. Al niño no hay que explicarle nada, al niño hay que — hechizarlo. Y mientras más enigmáticas sean las palabras del hechizo — más profundamente arraigarán en el niño, más indiscutiblemente actuarán en él: “Padre nuestro que estás en los cielos…”

Marina Tsvietáieva, en: Мать и музыка (1934).

Dos semanas de vida, varias generaciones por venir:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Toda excusa vale para volver a escuchar Cores Nomes, y recordar al querido, inspirado Waly Salomão…